VIDEO: «Poseída» por Jenny Rivera, canta todo el día; le piden el divorcio

Wendy, una joven residente de Estados Unidos, está a punto de perder la custodia de su hijo y quedar divorciada, tras visitar la tumba de Jenny Rivera y ser “poseída por su espíritu”, que la obliga a cantar todo el día, según afirma.

El incesante canto de la «poseída» ha provocado burlas a su hijo
El caso de la mujer fue expuesto en el programa Caso Cerrado, conducido por la jueza Ana María Polo, a donde acudió un desesperado Jesús, marido de la “cantante”, para solicitar la custodia de su hijo y permiso para cambiar de residencia si su esposa se niega a tomar tratamiento psicológico.

El hombre asegura que Wendy ha dejado de hablar y sólo se comunica cantando, como si estuviera en una película musical, situación que ya afecta a su hijo de 8 años.

El menor, según su padre, ha presentado conductas agresivas en la escuela por las burlas que le hacen sus compañeros debido a que su madre no deja de cantar. Incluso, Jesús presentó fotos del niño en las que aparece con hematomas en la cara y el cuerpo tras una pelea a golpes con un compañero. Además, la escuela lo suspendió.

Todo comenzó hace un año, tras visitar la tumba de Jenny RIvera
“Hace más o menos un año, mi esposa es muy fanática de Jenny Rivera, fuimos a su sepulcro, donde había un evento y bueno, había mucha alegría, mucha algarabía y ella, después de ese episodio que vivió en el sepulcro de Jenny Rivera, ella ha cambiado totalmente, a tal punto que ella dejó de hablar, todas las comunicaciones que tiene conmigo, con mi hijo y con el público en general es solamente cantando”.
JESÚS, ESPOSO DE MUJER QUE CANTA TODO EL DÍA

La madre de Wendy asegura que su hija está poseída por el espíritu de la “diva” y así se lo confirmó un espiritista, quien además predijo que la mujer se convertirá en una gran cantante como Jenny.

En tanto, la supuesta poseída repetía una y otra vez que su comportamiento no tiene nada de malo y no afecta en nada a su hijo.

“Yo solo cantooo, no tiene nada de malooo […] No le hago nada de daño”
WENDY, MUJER QUE AFIRMA ESTAR POSEÍDA POR JENNY RIVERA

Delirio de grandeza, su posible padecimiento

Una psicóloga del programa afirma que Wendy presenta síntomas de delirio de grandeza, pues no actúa de una manera racional y pese a las evidencias, no se da cuenta de cómo afecta a las personas a su alrededor.

Ante todas las evidencias presentadas, la doctora Polo determinó que Wendy se ha olvidado de su rol como madre y esposa, por lo que dio autorización a Jesús para mudarse con su hijo a otra casa, hasta que la supuesta poseída reciba atención médica.