Viajó 2.400 kilómetros para sorprender a su novia, pero la encontró con otro hombre

Un verdadero romántico siempre hará cualquier cosa que haga feliz a su pareja. Pensará en distintas maneras, ya sean grandes o pequeñas, de hacer sonreír a su mujer.

Mira este hombre, por ejemplo, que se tomó el tiempo y el esfuerzo de viajar 2.400 km para ver a su amada novia. Como si fuera poco, se puso un lindo disfraz de osito de peluche para poder sorprenderla.

Pero, no tenía ni idea de que él iba a ser el sorprendido, aunque no en el buen sentido.

En las imágenes se ve a este pobre hombre vestido con el disfraz de oso mirando a una pareja.

Obviamente con el corazón roto, procedió a retirar la cabeza de oso y a revelar su identidad, para sorpresa de su novia.

Resulta que el chico oso y la chica tramposa están (¡o estaban!) en una relación a larga distancia y los informes dicen que él viajó más de 2.400 km para verla.

El joven no perdió el tiempo e inmediatamente se alejó, llevándose la cabeza de oso. La chica, por otro lado, corre detrás de él y cuando lo alcanza le da un gran abrazo. Lo más probables es que le esté pidiendo perdón.

Las fotos inmediatamente ganaron mucha atención en las redes sociales y, como sucede con todas las cosas virales, numerosos internautas dejaron comentarios y muchos le sugieren al joven que “deje a esa tramposa tan pronto como sea posible”, según informa Elite Readers.