Un corrido al Chapo en la tierra del Cártel del Golfo: la noche que mataron a Valentín Elizalde

El asesinato nunca ha sido resuelto. La noche del sábado 23 de noviembre de 2006 Valentín Elizalde había abierto y cerrado su show en Tamaulipas con uno de sus grandes éxitos: A mis enemigos.

Esa misma noche, horas después, terminó muerto a bordo de su camioneta, víctima de un crimen que sacudió al mundo del entretenimiento en México.

Elizalde salía del palenque de la Expo-Feria en Reynosa a bordo de una Suburban negra y acompañado por su representante, Mario Mendoza Grajeda, su primo, Fausto “Tano” Elizalde y el chofer, Reynaldo Ballesteros.

Cuando la camioneta apenas había avanzado unos cien metros, dos coches los alcanzaron y les cerraron el paso. Tres hombres descendieron portando armas de grueso calibre (AK-47, AR-15 y .38 súper) y comenzaron a disparar al vehículo en el que viajaba el cantante.

La camioneta de Elizalde (Foto: Cuartoscuro)La camioneta de Elizalde (Foto: Cuartoscuro)

El parabrisas y la ventanilla de la camioneta quedaron destrozados. En cada uno de los costados del vehículo se contaron más de 20 impactos de bala y en la escena del crimen quedaron más de 60 casquillos.

El cantante sonorense recibió disparos en el torso, la cabeza, piernas y brazo. Su muerte fue instantánea, aunque su primo “Tano” dijo que creyó que aún estaba vivo cuando lo abrazó en medio del ataque armado.

Cuando vi el cuerpo baleado de Valentín aún estaba con vida. Lo tomé en mis brazos para protegerlo y le decía: ‘¡Vámonos!, ¡vámonos!’, porque casi estoy seguro de que él estaba vivo cuando yo lo agarré’. Ya en ningún momento habló, él con su ojo izquierdo abierto me miraba y yo sentía que estaba vivo cuando lo agarré. Cuando pararon los tiros para quererlo sacar fue cuando él se me fue para un lado, ahí fue cuando yo empecé a gritar como loco, a llorar como loco”, recordó “Tano”, el único sobreviviente, en una entrevista.

De todas las hipótesis sobre el asesinato, la que tiene más peso es la que está vinculada con el último tema que tocó antes de su muerte.

Valentín Elizalde (Foto: Cuartoscuro)Valentín Elizalde (Foto: Cuartoscuro)

La canción es un himno al cártel de Sinaloa y a su fundador Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Hay quien especula que el gatillo lo apretaron sus rivales, Los Zetas, pues el fatídico show de Elizalde tuvo lugar en territorio del Cártel del Golfo y el cantante decidió abrir y su presentación con esa canción.

Se dice que entre el público se encontraba Jaime González Durán “El Hummer”, un sicario de la violenta organización, a quién le habría parecido una falta de respeto que Elizalde iniciara su concierto con el tema que dedicó a “El Chapo”, uno de sus máximos rivales en aquella época.

Otra versión apunta al primo que lo acompañaba esa noche, “Tano” Elizalde, señalado por la ex mujer de Valentín, Marisol Cabrera, como el responsable de la muerte del cantante mexicano.

Pues ese día Tano estaba muy nervioso, extremadamente nervioso”, declaró Marisol en entrevista para Ventaneando en mayo de este año, “No quería ir, muchas veces me dijo que no quería ir”.

Marisol Castro hizo varias revelaciones sobre Tano ElizaldeMarisol Castro hizo varias revelaciones sobre Tano Elizalde

En otras ocasiones, Tano Elizalde ya había declarado que, según él, quien pudo haber sido responsable de la muerte de Valentín Elizalde era su representante Mario.

Sin embargo, Mario no tuvo la oportunidad para defenderse de las acusaciones de Tano, puesto que él viajaba junto a Valentín en la camioneta.

“Ahora que pasa el tiempo, pues por los hermanos de Vale me vengo a enterar que fue él, el que agarró esa fecha” declaró Marisol en contra de Tano.

Según ella, fue tras la insistencia de Fausto que tomaron la decisión de dirigirse hacia Reynosa, en vez de a Tijuana: “Ellos se iban a ir a trabajar a Tijuana y cancelaron porque Tano estuvo insistiendo en irse a Reynosa y Vale no quería ir, eso me dijo la señora Camila, mamá de Valentín, que Vale muchas veces le dijo ‘mamá no quiero ir, pero Tano agarró la fecha y pues tengo el compromiso’ y por eso fue”.