También los narcotraficantes: complicaciones de COVID-19 provocaron muerte de “el Rino”, operador del Cártel de Sinaloa

Jesús René “R”, también conocido como El Rino, identificado como presunto operador del Cártel de Sinaloafalleció por complicaciones de COVID-19 en un hospital privado de Culiacán, donde se encontraba internado por su familia desde hace un mes.

El Rino también es identificado como el líder de una emboscada a un convoy militar que transportaba a un herido, identificado como Kevin “N”, de Badiraguato, en el cual perdieron la vida seis elementos del ejército. A principios de agosto, familiares de Jesús René realizaron una protesta en las afueras del Centro Penitenciario de Culiacán, donde desde el 2017 se encontraba preso por delitos federales.

Las autoridades autorizaron su traslado a un hospital y sus abogados lograron evitar, a través de la promoción de un amparo ante un Juzgado de Distrito, que fuera trasladado a un centro penitenciario de máxima seguridad por su perfil criminal y relación con el Cártel de Sinaloa.

El tres de agosto se dio a conocer que El Rino fue trasladado por su familia a una institución médica privada de Culiacán por ser un caso confirmado de COVID-19 y su salud continuar en deterioro.

A principios de agosto, familiares de Jesús René realizaron una protesta en las afueras del Centro Penitenciario de Culiacán, donde desde el 2017 se encontraba preso por delitos federales (Foto: Nacho Ruiz/Cuartoscuro)A principios de agosto, familiares de Jesús René realizaron una protesta en las afueras del Centro Penitenciario de Culiacán, donde desde el 2017 se encontraba preso por delitos federales (Foto: Nacho Ruiz/Cuartoscuro)

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Agencia de Investigación Criminal detuvieron a Jesús René “R” en junio de 2017. Fue identificado como una pieza importante en la estructura del cártel liderado por Joaquín El Chapo Guzmán, específicamente de la fracción encabezada por los hijos de éste.

De 43 años, fue capturado el 9 de junio de 2017 en Culiacán, Sinaloa, junto con otras dos personas. Se les decomisó un arma larga, dos kilogramos y 15 dosis de la droga conocida como cristal, 20 dosis de metanfetaminas, y 30 de cocaína.

Por otro lado, Joaquín El Chapo Guzmán apeló su condena y la sentencia a cadena perpetua que recibió hace un año en Estados Unidos por traficar cientos de toneladas de droga a este país.

La apelación, de 245 páginas, fue presentada por sus abogados antes de la medianoche de este viernes en la corte de apelaciones del segundo circuito de Nueva York, por lo que ahora da inicio a un trámite “que puede durar de dos a cinco años”, dijo la abogada del Chapo, Mariel Colón Miró a la agencia AFP.

Joaquín El Chapo Guzmán apeló su condena y la sentencia a cadena perpetua que recibió hace un año en Estados Unidos por traficar cientos de toneladas de droga a este país. (Foto: Captura de pantalla)Joaquín El Chapo Guzmán apeló su condena y la sentencia a cadena perpetua que recibió hace un año en Estados Unidos por traficar cientos de toneladas de droga a este país. (Foto: Captura de pantalla)

“Estamos muy optimistas de que algo positivo saldrá de esto”, indicó Colón, que espera que la apelación sea aceptada y que El Chapo tenga un nuevo juicio, lo que da “una esperanza más”.

“Lo que pasaría no es que lo dejan libre (si ganan la apelación), sin que se celebraría un nuevo juicio (…) es como si el otro juicio no hubiese contado”, dijo la abogada Colón Miró.

Por su parte, Marc Fernich, abogado del narcotraficante y quien lidera la apelación, señaló en el documento que “el juicio del Chapo Guzmán fue empañado por un exceso desenfrenado y por la extralimitación de poderes tanto del gobierno como del sistema judicial”.

“Estamos muy optimistas de que algo positivo saldrá de esto”, indicó Colón, que espera que la apelación sea aceptada y que El Chapo tenga un nuevo juicio, lo que da “una esperanza más” (Foto: REUTERS/Henry Romero/File Photo)“Estamos muy optimistas de que algo positivo saldrá de esto”, indicó Colón, que espera que la apelación sea aceptada y que El Chapo tenga un nuevo juicio, lo que da “una esperanza más” (Foto: REUTERS/Henry Romero/File Photo)

Colón precisó que uno de los principales argumentos de la apelación es que el juicio debe ser anulado porque uno de los jurados contó al sitio de noticias Vice News que él y otros se informaron sobre el caso en la prensa y las redes sociales durante el proceso, algo que estaba prohibido.

Otro argumento en el recurso legal es que el aislamiento total del Chapo desde su extradición a Estados Unidos en enero de 2017, le impidió colaborar en su defensa antes y durante el juicio.

“Estas medidas de confinamiento total, una tortura extrema incluso cuando debía presumirse su inocencia (antes de su condena) violaron su 5ª y 6ª enmienda”, que garantizan un debido proceso en la Constitución estadounidense, dijo Colón Miró.

El Chapo, que cumple su pena en la prisión de ADX Florence, ubicada en medio del desierto montañoso de Colorado y considerada la más segura del país, participó telefónicamente en la preparación del documento “y está muy optimista”, indicó la abogada.