Surge el «Cartel de la Cerveza» que opera en Los Mochis.

Grupos armados continuaron este jueves forzando la compra de toda la cerveza almacenada en tiendas autorizadas para la venta de bebidas alcohólicas al detal, en Los Mochis.

Este jueves, los grupos compraron toda la cerveza almacenada en al menos dos tiendas. Una sobre el bulevar Antonio Rosales, en el sector Jordan; y otra en el fraccionamiento Alameda.

El grupo operó de noche, cuanto antes lo hizo de día y ante la vista de todos.

Los pistoleros viajaban en autos compactos de color blanco y cargaban las cervezas en una camioneta de mismo color, pero con estacas, tipo semillera.

En ningún caso hubo incidentes, según datos obtenidos al respecto.

Los pistoleros pagaron la cerveza a razón de 14.50 pesos el bote, o 348 pesos la “charola”.

La cerveza se vende en 270 pesos el six pac y hasta en mil pesos la “charola”, duplicando la ganancia.

Hasta ahora, la Policía Municipal, la Policía Ministerial del Estado, Guardia Nacional, Policía Ministerial Federal, militares o marinos ha frenado la compra masiva de cerveza ni la venta clandestina.

La compra masiva de cerveza comenzó cuando el gobierno de Quirino Ordaz Coppel decreto en Sinaloa la “ley seca” lo que provocó que el crimen organizado doméstico abriera otro nicho de negocio ilegal, la venta clandestina de cerveza en lugares urbanos.

En las sindicaturas, el crimen organizado impone horarios a los negocios establecidos y luego ellos se dedican a la venta clandestina de cerveza.

Riesgo que de acuerdo con los tenderos, es inminente en las ciudades de Sinaloa.

 

Con información de RIODOCE