Senado prohíbe que los niños sean sometidos a “castigos corporales”

Una votación unánime en el Senado de la República dio como resultado que se prohibiera el castigo corporal como medida disciplinaria o correctiva para niñas, niños y adolescentes.

Esta determinación reformará la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, al tiempo que buscará erradicar métodos violentos de crianza por parte de padres, abuelos o profesores.

El decreto emitido por los senadores fue enviado a la Cámara de Diputados; en él se hace notar que, según cifras oficiales de la UNICEF en su informe anual 2017, 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes entre 1 y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina infantil.

Por otra parte, uno de cada 15 niños y niñas ha recibido alguna forma de castigo físico severo como jalones de orejas, bofetadas, manotazos o golpes fuertes.

“La escuela y la vía pública son dos entornos donde suceden 8 de cada 10 agresiones contra niñas, niños y adolescentes entre 10 y 17 años. Mientras que el hogar es el tercer lugar en donde están expuestos a la violencia”, refiere la UNICEF.

Entre los menores más afectados por el uso de la violencia como método correctivo se encuentra, las niñas y adolescentes, pues 7 de cada 10 fueron víctimas de agresión en sus hogares.