¡Se arrepiente! Karen Espíndola confirma que estuvo en el bar de Coapa; declara en la PGJ

Karen Espíndola, quien había mandado mensaje que alertó a todos por un supuesto secuestro por parte de un taxista en las inmediaciones del metro General Anaya, ya declaró ante las autoridades y se dijo arrepentida por los hechos.

Con base en información del comunicador Carlos Jiménez, Laura Karen aceptó que estuvo durante la tarde y noche en el bar. Además, detalló que envió el WhatsApp a su mamá y apagó el teléfono.

Lo anterior fue declarado ante los elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, y, agregó que durmió en un lugar cerca de la carretera México-Cuernavaca.

Las autoridades no saben hasta ahora el lugar exacto en el que estuvo, pues hasta anoche, ella no había querido platicar ni con los psicólogos, Policías de Investigación o Trabajadores Sociales de la PGJCDMX.

Quien sí declaró fue el taxista que la llevó hasta su casa ayer por la mañana, él fue quien relató que la recogió entre las 10:15 y las 10:30 de la mañana sobre la carretera a Cuernavaca.

El hombre iba en el su taxi tipo Tsuru placas A-44391 cuando ella le hizo la parada; “estaba sola, se le veía tranquila y sin mostrar signos de preocupación o angustia”, según declaró ante el ministerio público de la Fuerza Antisecuestros (FAS).

Tras dicha información, Policías de Investigación (PDI) se trasladaron junto con el taxista a la zona donde la recogió, una zona urbanizada en la que hay diversos moteles.