Riesgo de que crimen organizado “reclute” a desempleados por coronavirus

De acuerdo con Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el desempleo que ha generado la pandemia del coronavirus (COVID-19) en México, podría generar un incremento en el reclutamiento de personas por parte del crimen organizado.

“En el tema de desempleo, es algo que puede generar incremento en el reclutamiento de personas por parte de la delincuencia organizada”, expresó durante una reunión virtual diputados de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.
Motivo por el que, dijo, “soy partidario de que los programas sociales del Gobierno Federal se mantengan. Y que haya apoyos para las micro, pequeña y medianas empresas, para poder mecanismo de protección”.
El titular de la UIF manifestó que, la delincuencia no se detiene a pesar de la contingencia sanitaria; “se está moviendo a otros elementos” como contratación por internet; la, que son retiradas de manera inmediata, así como la generación y crecimiento del uso en efectivo.
Explicó que hay una mutación para que la trata de personas y pornografía infantil sea mediante Internet, así como la adquisición de bienes inmuebles de forma virtual, pues estas actividades no dejan rastro del dinero.
Preocupa lavado de dinero
Por otra parte, diputados de toda las fracciones parlamentarias coincidieron en que se debe revisar a las organizaciones sin fines de lucro, porque en muchas ocasiones se pueden ver dos elementos negativos: que sean verdaderas pero que se esté haciendo un mal uso de ellas para lavar dinero en estos momentos de contingencia, y por otro lado, el surgimiento de organizaciones sin fines de lucro falsas, que empiezan a recopilar dinero por internet o redes sociales.
Entre los legisladores existe la preocupación por la comisión de diversos delitos, y la operación de las casas de empeño ante la situación actual de salud, pues no todas tienen un origen legal y no se sabe de dónde proviene su flujo financiero, además de que existen los préstamos informales, muchas veces están ligados a la delincuencia.
Expresaron la vulnerabilidad de la ciudadanía ante los nuevos sistemas que adopta la delincuencia organizada aprovechando la pandemia, como los ciberataques, pornografía infantil, lavado de dinero y extorsiones por Internet.
Cebe mencionar que Luisa María Alcalde, secretaria de Trabajo, reveló hace unos días que entre el 13 de marzo y 6 de abril se perdieron 346 mil 878 empleos formales. Detalló que, del 13 al 31 de marzo se perdieron 198 mil puestos de trabajo, mientras que del 1 al 6 de abril (corte disponible) se sumaron 148, 845 más.