Quién es Rosalinda González Valencia, la esposa de “El Mencho” y “La Jefa” en el CJNG

Rosalinda González Valencia pertenece a una numerosa familia originaria de Aguililla, Michoacán, y es conocida como “La Jefa” dentro de la estructura del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los González Valencia, son un clan de 12 hermanos que formaron el brazo financiero y empresarial del grupo criminal que lidera Nemesio Oseguera, «El Mencho”.

Rosalinda y 7 hermanas (Rosalinda es la mayor), son identificadas por las autoridades como responsables encubiertas de los negocios del CJNG. Ellas son Noemí, Berenice, Marisa, Erika, María Elena, Abigail y Estela, quienes tomaron un relevante papel en la administración de los negocios ilícitos del grupo criminal, sobre todo a partir de la detención de cinco de sus hermanos: Ulises, Elvis, José y Abigael.

Las empresas ligadas al CJNG y Los Cuinis (Foto: treasury.gov)Las empresas ligadas al CJNG y Los Cuinis (Foto: treasury.gov)

Los hermanos González Valencia eran conocidos como “Los Cuinis” y siempre han estado ligados al narcotráfico. Su padre Armando Valencia Cornelio, conocido como “El Maradona” fundó el Cártel del Milenio que dominó en los años 90 y en el que comenzó su carrera delictiva Nemesio Oseguera, “El Mencho”, ahora líder del CJNG.

Al frente de “Los Cuinis” estuvo el mayor de los hermanos, Abigael González Valencia, conocido como “El Cuini” o “El Cachetes” y con quien “El Mencho” comenzó a traficar drogas sintéticas a Estados Unidos.

Detenido en Puerto Vallarta, Jalisco, en 2015, Abigael González Valencia está preso en el penal del Altiplano, a la espera de que un tribunal resuelva en última instancia el amparo que presentó contra su extradición ya concedida a Estados Unidos.

Las autoridades de México atribuyen a los «Cuinis» negocios como comercializadoras, clínicas de belleza y rejuvenecimiento, hoteles, restaurantes y ferias, entre otros. Incluso los considera como una de las organizaciones criminales más ricas de México, en su sociedad familiar con el CJNG.

Precisamente por el poder económico que han acumulado, en octubre de 2016 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a 7 de los “Cuinis” en la lista de narcotraficantes internacionales que elabora su Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC).

Su captura y liberación

Rosalinda fue detenida en mayo de 2018 (Video: archivo)

En 1996, Rosalinda González Valencia se casó Nemesio Oseguera Cervantes y tuvieron dos hijos: Jessica Johanna y Rubén “El Menchito” quien fue detenido en enero de 2014 en Zapopan, Jalisco, en posesión de 25 millones de pesos y armas de fuego.

En aquel 2014 “El Menchito” fue liberado en dos ocasiones: la primera en octubre, luego de la intervención de un juez, quien determinó su libertad del penal federal ubicado en el Altiplano, ante falta de pruebas en su contra. Tras su recaptura y envío al Cereso de Puente Grande, fue liberado en diciembre de ese año. Fue detenido nuevamente el 23 de junio de 2015 acusado de ser el presunto operador financiero del Cártel, por lo que fue recluido en el Penal federal del Altiplano, en el Estado de México.

El hijo de Rosalinda fue enviado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 15, ubicado en Chiapas. En julio de 2019, un grupo de hombres encapuchados grabó un video que circuló en redes sociales en el que se advertía de un intento de rescate de “El Menchito”, así como de Abigael González Valencia, “El Cuini”, por lo que ambos fueron trasladados de penal. “El Menchito fue llevado a la zona de máxima seguridad del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 11, en Hermosillo, Sonora.

El Mencho es uno de los narcos más buscados por EEUU (Fotoarte: Steve Allen)El Mencho es uno de los narcos más buscados por EEUU (Fotoarte: Steve Allen)

Durante varios años, Rosalinda vivió en una de las zonas residenciales más lujosas de Guadalajara, en el estado de Jalisco sin ser molestada por las autoridadespero en mayo del 2018, fue detenida afuera de una tienda de conveniencia por elementos de la Marina.

Su captura se realizó en cumplimiento de una orden de aprehensión girada por un juez federal por los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de cometer lavado de dinero, por lo que fue trasladada de la Armada de México al penal federal número 16, ubicado en Morelos.

Sólo duró unos cuantos días presa. El 8 de septiembre de ese año fue puesta en libertad tras el pago de una fianza de alrededor de 1.5 millones de pesos.