“Quería ser un psicópata, matar sin piedad”: Joven sicario relata su paso por Guerreros Unidos

“Quería ser un psicópata, matar sin piedad y ser el sicario más temido del mundo”, contó un joven, quien a los 17 años fue reclutado por el grupo criminal Guerreros Unidos.

Una de las pruebas por las que pasó para formar parte de esta organización, fue mutilar un cadáver; después, para el sicario que ahora tiene 24 años, se volvió una rutina asesinar a decenas de personas.

Con los años, dijo, el crimen se llevó su parte humana,”me convirtieron en un animal; me bloqueé a mí mismo, mis propias emociones y me convirtieron en un monstruo”, detalló en entrevista con The New York Times.

Como muchos jóvenes, optó por ser asesino a sueldo debido a la pobreza; trabajando legalmente, reveló, ganaba un dólar a la semana y como sicarios, cientos de billetes verdes en el mismo periodo.

Pocos son los homicidios que le pesan, confesó; entre ellos el de un joven estudiante inocente, su mirada implorándole por su vida aún lo persigue.

“Ese estudiante todavía me persigue. Veo su rostro. Ese niño rogándome por su vida. Nunca olvidaré sus ojos. Él fue el único que me miró de esa manera”, dijo, y agregó que llamó a su jefe para preguntarle si podía dejar ir al estudiante, pero le dijeron que no.

En 2017, fue detenido por la policía pero en vez de ser encarcelado por 200 años, hizo un trato con Alberto Capella, jefe de policía de Morelos, quien estaba desesperado por combatir el crimen organizado .

El joven se volvió informante protegido del gobierno, proporcionó información con la que más de 100 criminales fueron condenados.

Sin embargo, cuando Capella fue ascendido a jefe de policía en el estado de Quintana Roo y debido a que su colaboración no era oficial, quedó desprotegido y ahora está huyendo, pues el crimen organizado lo busca para matarlo, como lo hizo con su hermano.