Que siempre sí: Avión presidencial ya fue liquidado; sí se puede rifar

El avión presidencial mexicano sí puede ser objeto de una venta o incluso de una rifa, ya que su costo fue completamente liquidado al fabricante, reveló el diario El Universal.

De acuerdo con la investigación de la reportera Sara Cantera, Boeing vendió el 787-8 al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras). En 2012, dicha institución dio un anticipo de 40 millones de dólares.

Posteriormente, en junio de 2013, ejecutó un primer pago parcial de 22 millones de dólares y en junio de 2014, el fabricante estadounidense recibió el pago final de 65 millones 348 mil 857 dólares. El costo final fue de 127 millones 348 mil 857 dólares, con un lote de refacciones incluido.

Entonces, ¿el avión ya no está rentado?
Cabe destacar que si bien la aeronave fue pagada totalmente a Boeing, Banobras lo rentó a la Secretaría de la Defensa Nacional, institución que se encargó de su operación y mantenimiento. El plazo de renta quedó fijado a 15 años y terminará en 2027.

Dado que es un contrato entre instituciones gubernamentales, esta deuda puede ser liquidada e incluso condonada. El contrato de arrendamiento financiero es de 3 mil 332 millones 971 mil 365 pesos, el cual puede variar “por ajustes en los conceptos”, de acuerdo con el contrato consultado por el rotativo.

Cabe destacar que el proceso de rifa no está contemplado en la Ley General de Bienes Nacionales, lo más cercano a ello es una subasta después de un avalúo por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, declaró a El Universal Pablo Casas, director del Instituto Nacionbal de Investgacoines Jurídico Aeronáuticas.