Por qué el lavado de manos con agua y jabón es tan importante para evitar el coronavirus

Con la pandemia del coronavirus, los especialistas en salud nos piden lavar las manos de manera continua y varias veces al día para evitar la propagación del virus.

Pero, ¿por qué el lavado de manos con agua y jabón es tan importante para evitar el covid-19?

Los especialistas médicos detallan que “un “virus es una nanopartícula autoensamblada en la que el eslabón más débil es la bicapa lipídica (grasa)”.

Por ello, el jabón ayuda a disolver la membrana grasa, haciendo que el virus se vuelva inactivo, como explicó Palli Thordarson, profesor de química de la Universidad New South Wales, a The Guardian.

¿Cómo se componen los virus?
Thordarson asegura que los virus se componen de tres elementos clave:

Ácido ribonucleico (ARN).
Proteínas.
Lípidos.
Así, cuando una persona es infectada con un virus, éste produce muchos bloques que se autoensamblan de manera espontánea.

“Cuando una célula infectada muere, todos estos nuevos virus escapan y luego infectan otras células. Algunos terminan también en las vías respiratorias de los pulmones”.

Por ello, cuando tosemos o estornudamos, salen pequeñas gotitas de saliva con el virus, favoreciendo el contagio con las personas que están cerca.

Y si esas gotitas de saliva llegan a caer a la piel, “las proteínas y ácidos grasos en las células muertas de la superficie interactúan con el virus”.

Y si luego llevas las manos al rostro, boca o fosas nasales, se genera un foco de infección casi inevitable.

¿Por qué el jabón inactiva a los virus?
Una sola gota de jabón puede separar al virus, pues al hacerlo soluble, lo desintegra, y es que este tipo de producto contiene anfifílicos, sustancias similares a los lípidos en la membrana del virus.

“Las moléculas de jabón ‘compiten’ con los lípidos en la membrana del virus. Así es más o menos cómo el jabón también elimina la suciedad normal de la piel. Es casi como una palanca; comienza a separar todas las cosas”.

Un artículo del New York Times también informó que “cuando te enjuagas las manos, todos los microorganismos que han sido dañados, atrapados y matados por las moléculas del jabón son arrastrados por el agua”.