“No vamos a permitir esas prácticas”: López Obrador se distanció de Calderón y los delitos en el Ejército

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este lunes que dio instrucciones para que se investigue la posible comisión de un delito por parte de un elemento del Ejército Mexicano, que habría ordenado “rematar” a un herido luego de un enfrentamiento con presuntos criminales.

“También aprovechar para comentarles de que, el periódico El Universal denunció un posible delito por un elemento del ejército, al rematar a un herido, hubo un enfrentamiento y parece que se ordenó que lo remataran”, indicó el mandatario mexicano.

Por ello, dio “instrucciones al secretario de la Defensa Nacional (Luis Cresencio Sandoval) para que se investigue”, aseguró López Obrador, quien remarcó: “No vamos a permitir estas prácticas”.

“Hoy mismo en la mañana di instrucciones al secretario de la Defensa para que se investigue, porque nosotros no vamos a permitir esas prácticas”, indicó el mandatario mexicano.

El mandatario mexicano reiteró que “no son iguales” que anteriores gobiernos en donde la violación de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad era común .

“Es decirles no somos iguales, estamos contando con el apoyo de la Secretaría de Defensa y la Secretaría de Marina , nos están ayudando a enfrentar el grave problema de la seguridad pública, pero desde que antes que llegara al gobierno ya había instrucción de cuidar protocolos a partir de derechos humanos, y desde que nosotros llegamos esto se ha reforzado, y tanto el secretario de Defensa y el secretario de Marina están pendientes de que no se violen los derechos humanos”, explicó López Obrador.

El periódico mencionado publicó este lunes que en la madrugada del 3 de julio soldados dispararon centenares de veces contra una camioneta en la que presuntamente iban miembros del crimen organizado en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Según la versión oficial, ninguno de los 12 delincuentes sobrevivió, pero el diario tuvo acceso a un vídeo en el que se escuchan militares diciendo que uno de ellos “está vivo”, mientras otro ordena “mátalo a la verga”.

López Obrador aseguró este lunes que “antes había la consigna de rematar a los heridos” en enfrentamientos de las Fuerzas Armadas y el crimen organizado, pero su Gobierno no lo permite.

Señaló, por ejemplo, que durante el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) hubo años en los que “no había heridos y muy pocos detenidos”, puesto que se ejecutaba a la mayoría de delincuentes.