Muere un joven en atentado a balazos en la colonia magisterial de Los Mochis.

Los Mochis, Sin.- Tras ser víctima de un atentado a balazos en un domicilio contiguo a su casa en la colonia Magisterial, un joven perdió la vida en la noche de este lunes mientras recibía atención médica en un hospital público de la ciudad, ubicado a unas cuadras de su domicilio.Se trata del joven Ismael “N”, de 29 años de edad, alias “Chino Chang”, quien tenía su domicilio sobre la calle Santos Degollado casi esquina con Cahuinagua, de la colonia en mención.

Según informes, a las 20:40 horas de este lunes, reportaron disparos en un domicilio ubicado sobre la calle mencionada. Una segunda llamada al servicio de emergencias 911, alertaba que en el sitio se encontraba un joven herido y tirado en la cochera de una vivienda.Minutos después, arribaron paramédicos de Cruz Roja, quienes brindaron los servicios prehospitalarios al joven y lo trasladaron a la clínica 49 del IMSS, para recibir atención médica.

Ahí falleció poco después, debido a dos los impactos de bala que recibió, uno en la pierna y otro en la parte baja el abdomen, ambos del lado derecho. Sobre el atentado, trascendió que minutos antes había llegado a su casa pero al parecer no traía llaves, por lo que se fue a un domicilio contiguo, supuestamente para brincarse la barda, lo cual no fue confirmado; sin embargo, en ese momento pasó caminando un sujeto solitario, que le disparó en tres ocasiones con una pistola calibre 9 mm, dos de ellos hiriendo de muerte al joven.Luego de la agresión, el sujeto salió corriendo sobre la misma calle Degollado, rumbo al sur, donde se presume un cómplice ya lo esperaba, ya que casi de inmediato elementos de la Policía Municipal implementaron un fuerte dispositivo de seguridad en la zona, sin resultados.

Al domicilio donde ocurrió el hecho violento, acudieron peritos y policías investigadores de la Vicefiscalía regional de la zona norte, quienes acordonaron el área y realizaron los peritajes correspondientes, recogiendo tres casquillos percutidos calibre 9 mm, mismos que fueron asegurados como evidencia.

Cabe mencionar que cuando el joven fue llevado a recibir atención médica al IMSS, en compañía de un hermano y a bordo de una ambulancia de Cruz Roja, no podía ingresar debido a que personas tenían bloqueada la rampa de urgencias con vehículos particulares, transcurrieron alrededor de cuatro minutos para que la unidad de emergencia pudiera llegar a la puerta del hospital.»

Con información de Luz Noticias