Llevaban el cuerpo de empresario muerto por COVID-19 en el avión y no avisaron

El cuerpo de Elías Masri, empresario argentino que vivía en Estados Unidos, llegó en un avión que transportaba repatriados a dicha nación.

Sin embargo, el hombre de 91 años había fallecido por coronavirus y sus familiares no lo notificaron oportunamente a las autoridades.

El sujeto murió en Nueva York el pasado 7 de abril en su casa de Manhattan. Los familiares llevaron el cuerpo a una funeraria, pero ya que son judíos, no podían cremar el cadáver y decidieron embalsamarlo.

El pasado 9 de abril contrataron un taxi aéreo para regresar a Masri a Argentina, pero la Administración Nacional de Aviación Civil de aquél país no autorizó el vuelo.

Llegó en vuelo de repatriados
El 18 de abril, una aeronave de Aerolíneas Argentinas con 243 personas llegó al aeropuerto de Eseiza con el fin de repatriar ciudadanos varados en Miami, Estados Unidos debido a la pandemia. Los funcionarios del Ministerio de Salud declararon que no contaban con información sobre la causa de muerte del empresario y por ello interpusieron una denuncia.

La familia alega que jamás ocultó ni falseó documentos a las autoridades sobre la causa de muerte de Elías Masri. Sobre el taxi aéreo que habían pedido previamente, explicaron no habían recibido respuesta, por lo cual tomaron el vuelo de repatriación organizado por el gobierno argentino.

Agregaron que el cuerpo fue embalsamado y colocado en un ataúd metálico que fue cerrado al vacío y sellado herméticamente.

Voceros de Aerolíneas Argentinas explicaron al portal Infobae que el traslado de cadáveres de este tipo es realizado a través de los Consulados. Detallaron que el certificado de la funeraria y de defunción emitido en Nueva York afirmaban que el empresario había muerto por causas naturales.