La Tropa del Infierno: el cártel que siembra el terror en Nuevo Laredo

Un grupo armado del Cártel del Noreste, identificado como La Tropa del Infierno, se ha encargado de asediar la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

El columnista del periódico El Universal, Héctor de Mauleón, recolectó varios enfrentamientos de dichos integrantes del crimen organizado contra integrantes del ejército y fuerzas de seguridad locales.

El periodista asegura que integrantes de dicho grupo delictivo colocaron estrellas de metal, conocidas como “ponchallantas” con el fin de obstaculizar el tránsito de los vehículos del ejército mexicano el pasado 14 y 15 de noviembre.

De Mauleón agregó que el escenario de caos comenzó cuando las autoridades iniciaron la persecución de un automóvil sospechoso. El enfrentamiento dejó un saldo de seis presuntos sicarios muertes, un militar fallecido y otros tres integrantes de las fuerzas armadas con lesiones, durante el 14 de noviembre.

Balaceras y “Juanito Pistolas”
Sin embargo, al día siguiente, ocurrió una balacera cerca de un supermercado Walmart. A pesar de la invtervención de las autoridades de seguridad, no encontraron a los atacantes, pero un video revela cuando sujetos armados levantan del piso a una persona y se la llevan, aunque las amenazas se trasladaron del mundo real a WhatsApp hacia las personas que comparten dichas imágenes.

Si los vemos jugándole al reportero le partiremos su madre […] sobre aviso no hay engaño… al que se le vea jugándole al reportero le partiremos su madre”, menciona un mensaje citado por el columnista.

La Tropa del Infierno ganó notoriedad en agosto de este año, cuando un grupo de sujetos que presuntamente pertenecían a dicha organización fue abatido por elementos del Ejército. Entre los criminales fallecidos, resaltó un adolescente de 16 años conocido como Juanito Pistolas.

Además, el pasado 5 de septiembre, 5 hombres y tres mujeres, presuntos integrantes de dicho grupo de sicarios fueron abatidos por el Grupo de Operaciones Especiales de Tamaulipas, pero supuestamente se trató de una ejecución extrajudicial de personas sacadas de una vivienda cercana.