La ruta del CJNG en la “deep web”: así traficaba drogas una célula del “Mencho” en EEUU

Parecía un negocio ordinario de pedidos por correo, pero la vieja casona en Sunland, California (EEUU), era en realidad una bodega de drogas.

El cobertizo de almacenamiento junto al modesto inmueble estaba ordenado y organizado. Los suministros de correo, la cinta y los materiales fueron apilados y clasificados en contenedores etiquetados, y una gran caja contenía los paquetes que tenían la dirección de los destinatarios. Estaban listos para dejarlos en la oficina de correos.

El pasado mes de febrero, durante una operación de búsqueda en Los Ángeles, California, los miembros del Joint Criminal Opioid and Darknet Enforcement, también conocidos como JCODE, encontraron en aquella vivienda más de 45 kilogramos de metanfetamina, miles de píldoras, USD 22 mil en efectivo y paquetes con direcciones.

En el lugar se escondía una organización de tráfico de drogas que utilizaba la página secreta en internet, “Stealthgod”, para vender metanfetamina y MDMA. Dicho sitio digital se encontraba en el mundo nauseabundo de la internet profunda o deep web, el alcantarillado en el que se sumergen actividades rupugnantes que no quieren ser descubiertas.

Las acciones en Los Ángeles, que llevaron al arresto de 121 personas en Estados Unidos, formaron parte de la Operación DisrupTor.

(Gráfico: Infobae México/Jovani Pérez Silva)(Gráfico: Infobae México/Jovani Pérez Silva)

En otro operativo, las investigaciones apuntaron a un módem en una pequeña casa en una zona rural de Ohio (EEUU). Ahí se encontraba el servidor de otra página web: “Pill Cosby”, junto con 11 kilos de fentanilo.

Los operadores de los sitios web ahora enfrentan acusaciones de tráfico de narcóticos, conspiración, lavado de dinero y cargos de armas de fuego que podrían conducir a sentencias de entre 10 y 25 años en una prisión federal.

Durante las acciones del operativo Disrup Tor las autoridades decomisaron dinero en efectivo (Foto: FBI)Durante las acciones del operativo Disrup Tor las autoridades decomisaron dinero en efectivo (Foto: FBI)

En los informes del FBI, las autoridades estadounidenses subrayaron que sólo un grupo del crimen organizado podría ser tan letal al surtir pedidos con la misma eficiencia de las más grandes empresas de telecomunicaciones del mundo: el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La deep web o internet profunda ofrece a sus usuarios el anonimato y las criptomonedas, que son el método de pago preferido en este tipo de sitios, brindan formas adicionales de ocultar las transacciones.

“Muchas personas se sienten más cómodas ingresando a su computadora y comprando drogas en tres minutos desde su sofá que yendo a una esquina incompleta”, asegura el agente especial del FBI en Los Ángeles, Christopher Siliciano, quien cree que la facilidad y el ocultamiento que ofrecen estos mercados han hecho que las drogas más accesible.

Pero lo que parece desde fuera un ciclo impenetrable de intercambios distantes y anónimos no está exento de grietas. Los vendedores todavía tienen que convertir su dinero en efectivo, todavía tienen que recoger la droga, todavía tienen que transportar la droga. “No todo eso sucede en Internet”, aseveró Siliciano.

(Foto: Reuters)(Foto: Reuters)

En Estados Unidos, el tráfico de opioides es una crisis de proporciones abrumadoras, que representa un gran peligro. Según las cifras oficialñes, más de 67,000 personas en aquella nación murieron por una sobredosis de drogas en 2018. Eso es más de 1,000 personas muertas cada semana: 1,000 padres, hijos, amigos y familiares perdidos. Eso es más muertes de las que ocurren por accidentes automovilísticos. Para los estadounidenses menores de 50 años, las sobredosis de drogas se encuentran ahora entre las principales causas de muert