IMSS DIO DE ALTA A 128 PACIENTES COVID EN SINALOA DURANTE EL MES DE ABRIL

Rosenda, una mujer de más de 60 años, permaneció hospitalizada una semana tras
ser diagnosticada con COVID-19, y gracias al tratamiento y los cuidados brindados
por el personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa, ella y 127
personas más fueron dadas de alta por mejoría, durante el mes de abril en los
distintos hospitales de la institución en la entidad.
“Ustedes son unos ángeles que Dios me mandó. No tengo palabras para
agradecerles, todos me atendieron muy bien. Que Dios los bendiga a todos, a todo el
personal de aquí, del Seguro”, agradeció Rosenda, al abandonar el hospital el pasado
24 de abril. Por su parte, Manuel Alejandro González Fernández, médico supervisor en la Oficina
de Representación del IMSS en Sinaloa, informó que los pacientes que son
hospitalizados por este padecimiento reciben un tratamiento acorde a sus
necesidades. El galeno destacó que no todas las personas diagnosticadas con COVID-19 requieren
ser hospitalizados, pero sí es importante que se haga una valoración de sus
síntomas, para lo cual, resaltó, se instalaron las áreas de Triage Respiratorio en cada
una de las Unidades de Medicina Familiar (UMF) y en los hospitales del IMSS en el
estado.

“El médico que está a cargo de este servicio, evalúa el caso y de ahí surge la decisión, si se necesita hospitalizar o se puede manejar con una situación de aislamiento
domiciliario”, subrayó González Fernández. El especialista señaló que aunque hay numerosas recuperaciones, también hay
pacientes que lamentablemente tienen un desenlace menos afortunado, por lo que
es importante redoblar las medidas de aislamiento social, la cultura del lavado de
manos y, en caso de tener que salir de casa, aplicar la sana distancia. “Es necesario que evitemos, a toda costa, pasar por un periodo de hospitalización. ¿Cómo lo podemos evitar? Acatando realmente las indicaciones de distanciamiento
social, principalmente, para evitar contagiarnos”, recomendó el funcionario médico.

Finalmente, pidió a la población no confiarse y no relajar las medidas preventivas, ya
que esto sería un error que puede dejar expuestas al contagio a las familias o a los
grupos de trabajo enteros, y por ende saturar los servicios de salud.