Empresas de desinfectante suplican no beber sus productos tras polémica sugerencia de Trump

Los fabricantes del desinfectante Lysol respondieron a las declaraciones del presidente de Estados Unidos Donald Trump, sobre una forma de combatir al coronavirus.

Durante el día de ayer, en conferencia de prensa, el mandatario estadounidense dejó entrever que desea que el director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad nacional, Bill Bryan, trabaje en una “inyección” basada en este tipo de sustancias.

Veo que el desinfectante lo noquea [al coronavirus] en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección o casi una limpieza?”, afirmó Trump.

Ante ello, la empresa Reckitt Beckinser, que fabrica los desinfectantes Lysol y Dettol, emitió un comunicado para afirmar que sus productos no deben ser administrados al cuerpo humano en ningún caso.

Debemos aclarar que bajo ninguna circunstancia nuestros productos desinfectantes deberían ser administrados al cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra vía)”, especificó la compañía.

Vin Gupta, neumólogo, afirmó a NBC News que es “irresponsable y peligrosa” la noción del presidente Trump sobre la inyección de algún producto de limpieza en el cuerpo.

Con información de The Daily Beast y El País.