El registro de candidatos y la caída del PRI-PAN-PRD

Por: Álvaro Aragón…

El domingo, último día del registro de candidatos a puestos de elección popular, fue de esquizofrenia electoral. Todos los partidos políticos, unos porque no hallaban de donde agarrar candidatos porque las marcas de los institutos políticos no garantizan ningún triunfo y otros por “estrategia”, matricularon a su gente, de última hora, ante las autoridades electorales.

La inscripción de los candidatos se realizó en medio de denuncias que viene de arriba, de Palacio Nacional, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Auditoría Superior del Estado y la Fiscalía General de la República, hacia abajo, Sinaloa, y que revelan el destape de la corrupción de gobiernos estatales del PRI y del PAN y la cloaca en el círculo rojo de los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa.

Sigue abierto, aunque se divulgue lo contrario, el caso de los “hermanos Arellano” que le pega en la “línea de flotación” al gobierno de Quirino Ordaz Coppel. El presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó cancelar, por segunda vez, por otros cuatro meses, el Convenio de Colaboración Fiscal con el gobierno del Estado y todo mundo calla, pese a que tendrá un impacto adverso en la economía estatal.

Bien. Aunque el plan de los dirigentes de los partidos políticos era evitar desbandadas o cerrado negociaciones, para algunos dolorosas y para otros plausibles, sí hubo desprendimientos pero que no trastocan la estructura ni el trabajo que desarrollan los partidos políticos rumbo al arranque de la campaña electoral.

Desde que se abrió el proceso se registraron deserciones: la más ruidosa fue en el PAN. Se le fueron dirigentes y militantes con décadas de militancia. Al PRI se le sigue yendo gente, principalmente al PAS, al Movimiento Ciudadano o a Fuerza Por México. Al PAS y a Morena siguen incorporándose grupos y verdaderos ejércitos de ciudadanos pidiendo que se les sume a las tareas de proselitismo político. PRI, PAN y PRD perdieron y siguen perdiendo liderazgos y militancia.

Quienes se fueron a registrar a Redes Sociales Progresistas, Partido Verde Ecologista de México, Partido Encuentro Solidario y Fuerza por México, tendrán que “sudar la gota gorda” para alcanzar el 3 por ciento de la votación que les garantice a esos partidos su supervivencia política y que las franquicias les sirvan para acceder a las prerrogativas federales y electorales. Son escasas las posibilidades y probabilidades de triunfo de estas fuerzas políticas.

Movimiento Ciudadano, según algunos analistas, llegó al tope; esa percepción es vaga dado que aún no comienza la campaña y no se sabe aún cual será la propuesta de Sergio Torres y por supuesto, se desconoce si impactará o no en la sociedad.

En el registro de los candidatos y las alianzas, Morena-PAS mandaron un contundente mensaje: van con todo por el voto de los ciudadanos, de las clases medias y los pobres, de los empresarios, de los sectores productivos. Los electores no son tontos: mandan señales de que quieren un gobierno estatal lo más cercano posible a Palacio Nacional y a Andrés Manuel López Obrador para comenzar el plan de reactivación económica de Sinaloa con la certeza de que los dineros no se los seguirán robando los funcionarios ni se quedaran en manos de los caciques locales que abundan en los municipios

Morena en alianza con Héctor Melesio Cuén Ojeda, líder del PAS, ganó terreno electoral y abrió la posibilidad a los sinaloenses a que participen en las acciones de combate a la corrupción y en la gesta cívico-electoral para sacar al PRI del tercero, segundo, primero y del sótano del Palacio de Gobierno.

 

Petrifica al zamorismo postulación de Vargas 

La postulación de Gerardo Vargas Landeros como candidato de Morena a la alcaldía de Ahome dejó helados a los estrategas del PRI-PAN-PRD que ordenaron arreciar los señalamientos de corrupción contra el político, pero sin la prueba, sin la llamada carga de la prueba. No hay ninguna demanda penal ni investigación de corrupción en torno a Vargas, lo que indica, dicen sus simpatizantes, que son inventos creados por sus opositores que han intentado frenar sus proyectos y avances políticos.

En Ahome no quieren más PT en la presidencia municipal: el alcalde Guillermo –Billy- Chapman salió de una propuesta del Partido del Trabajo: en el 2018, el Partido del Trabajo lo “fabricó” como candidato, en la alianza PT-Morena-PES, pero ya en funciones de alcalde, en pleno ejercicio de gobierno, se desvinculó de los tres partidos y dijo que “fue un priista con ideología y con bandera política”.

La designación de Gerardo Vargas Landeros, que trabajó en el gabinete municipal de Mario López Valdez, como gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ahome, llenó de felicidad a miles y miles de usuarios, porque durante la gestión de Vargas la población tenía agua de buena calidad, no se registraban “cortes” en el suministro del vital líquido y cuando se abría un socavón en las calles y bulevares de Los Mochis o en alguna sindicatura de inmediato era reparado y tapado.

El gobierno municipal de Malova impulsó el proyecto Ahome Visión 20-20 que permitió el crecimiento urbano y el rescate de zonas marginadas de Los Mochis y de la zona rural.

De norte a sur, Héctor Melesio Cuén del PAS, sigue haciendo amarres y sumando ciudadanos y líderes sociales al proyecto de Rubén Rocha Moya, quien se prepara para la histórica jornada electoral que vivirá Sinaloa.