El costo del ataque a García Harfuch: sicarios gastaron medio millón de pesos en armamento

Los sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que atacaron al secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC.CDMX) Omar García Harfuch, el pasado 26 de junio en la zona de las Lomas de Chapultepec, gastaron alrededor de medio millón de pesos para comprar las armas de alto poder con las que perpetraron el atentado.

De acuerdo con una investigación del diario El Universal, las armas fueron compradas en la Ciudad de México dos días antes.

El diario entrevistó a uno de los traficantes de armas, identificado como “El Reynol’s”, quien reveló que la compra del armamento se realizó en una casa de seguridad en la alcaldía de Gustavo A. Madero.

Aseguró que los compradores tenían buenas referencias, pues fueron recomendados por un delincuente que aparentemente tiene nexos con el CJNG.

36 horas antes del ataque, los sicarios pidieron 20 rifles de alto poder R-15, 10 millares de balas para abastecer esas armas y tres Barrett calibre .50, e incluso granadas de fragmentación de 40 milímetros. Pero por la premura del tiempo, estas últimas no las consiguieron.

“De verdad querían chingarse al Harfuch, ese armamento sólo lo piden los grupos grandes o las autodefensas y los narcos que están en Guerrero. Si hubieran conseguido las granadas, creo que el jefe de la policía no se salva”, relató el traficante.

El medio señaló que esta versión fue confirmada por peritos de la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJ-CDMX), quienes luego de iniciar la investigación determinaron que las armas ingresaron por el Estado de México a la Gustavo A. Madero y que estaban limpias, es decir, no se habían utilizado.

“No preguntamos para qué se ocupan las armas o quién las compra (…) A los dos días que vimos lo que le había pasado a Harfuch, supimos que los que compraron las armas fueron los mismos compas”, dijo.

“Con ellos no hubo falla, pagaron y listo. Así se deben hacer los negocios. Nunca supimos quiénes eran, pero estaban bien recomendados y te digo, ellos sabían lo que hacían y en qué se metían”, comentó el traficante.

Las autoridades tienen identificada a la alcaldía de Gustavo A. Madero como la zona en donde más armas fluyen en las calles, seguido por Iztapalapa, en donde se sabe, el armamento ingresa por los municipios mexiquenses de Nezahualcóyotl y Chalco.

Sin embargo, a pesar de que se cuenta con esa información, no se ha podido frenar a los narcotraficantes.