Desmienten a padres adoptivos obsesionados con hija psicópata

Desde hace varios días circula en redes sociales y medios de comunicación la historia de una niña que, supuestamente, se trataba en realidad de una persona adulta con enanismo y, además, contaba con un trastorno de la personalidad que la hacía tener brotes psicóticos.

La historia difundida indicaba que Kristine y Michael Barnett, de Indiana, Estados Unidos, adoptaron a una niña ucraniana que, poco a poco, intentaría asesinarlos empujando a su madre a una cerca eléctrica o apuñalando a sus padres mientras dormían.

Esto sin duda, se asemeja a la trama de la película de terror ‘la huérfana’, cinta basada en un hecho real donde una mujer con enanismo se hace pasar por una niña huérfana para ser adoptada e intentar matar a sus padres adoptivos.

Se paraba a vernos en medio de la noche. No podías irte a dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos afilados… La vi poner lejía en mi café y le pregunté, ¿qué estás haciendo? Ella dijo: “Estoy tratando de envenenarte”, comentó Kristine.

La mujer incluso llegó a mostrar una receta médica en la que se le describe como ‘adulta con signos de dientes y desarrollo sexual’.

Hasta aquí la historia podría sonar totalmente increíble y un poco extraña y fue por esto que el medio español ‘El Confidencial’, se dio a la tarea de realizar una investigación profunda hasta dar con la verdad de los hechos.

ESTO FUE LO QUE ENCONTRARON.

En el año 2010 Kristine y Michael Barnett adoptaron a Natalia quien tenía seis años y que ya había pasado por otras dos familias temporales en el estado de Florida.

De alguna forma, que no se ha determinado, los Barnett lograron adoptarla rápidamente y se la llevaron a Indiana en tan solo 24 horas.

En la historia, Kristine aseguraba que descubrió que la niña tenía vello púbico y menstruación, cosa que la niña intentaba ocultar y hecho que llevó a los padres adoptivos a sospechar sobre la edad de Natalia.

Sin embargo, el diario español reveló que esto se debía al trastorno displásico que padecía Natalia Grace.

Fue entonces cuando la niña fue sometida a una serie de exámenes médicos para descubrir la verdad. Se suponía que tenía nueve años en aquel 2012 y, tras los exámenes, se confirmó que biológicamente tenía alrededor de 11 años.

Pese a estas contundentes evidencias, los padres se obsesionaron con la idea de que habían adoptado a una mujer adulta y psicópata hasta el punto de cambiar legalmente la edad de Natalia a 22 años.

En el año 2013 los Barnett se mudaron a Canadá pues uno de los hijos biológicos de la pareja había obtenido una beca para estudiar en un instituto de dicho país.

Es en este punto donde la historia se pone turbia pues, los padres decidieron abandonar a su suerte a Natalia en Estados Unidos y únicamente le pagaron el alquiler del departamento por un año.

Con tan solo 10 años de edad, Natalia tuvo que salir adelante varios meses en soledad hasta que la escuela donde asistía reportó las inasistencias y lograron ubicarla con otra familia.

Sobre los Barnett se sabe que poco después de abandonar a la niña se divorciaron y, tras revelarse el abandono de Natalia, fueron enjuiciados por negligencia infantil.

El rotativo español logró contactar a Terrance Kinnard, abogado defensor del padre quien les aseguró que todo fue mentira y Natalia es una niña.

En la actualidad ellos siguen asegurando que Natalia trata es una mujer adulta y que es psicópata.

Fue así como en el 2016 Natalia Grace Barnett abandonó Indiana para encontrarse con Cynthia y Antown Mans, su nueva familia.

El Confidencial pudo obtener las fotografías de la niña en la actualidad con sus actuales padres adoptivos.

Con información de El Confidencial