Cubrebocas, auxiliar en reducir contagios, pero no hay que descuidar otras medidas: López-Gatell

Este lunes, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, reiteró, con base en un estudio científico, que no hay una evidencia concluyente de que el uso de cubrebocas pueda reducir la transmisión de Coronavirus. No obstante, detalló que, aunque podría ser un auxiliar en la prevención de los contagios, no hay que descuidar las medidas básicas como la buena higiene.

En conferencia desde Palacio Nacional, el funcionario distinguió entre la eficacia y la efectividad en torno a un producto como el cubrebocas contra infecciones como la COVID-19. Y acotó que la eficacia es la utilidad que tiene un producto en situaciones ideales. Pero la efectividad es la utilidad que tiene en las condiciones reales y que, en el caso de las mascarillas o cubrebocas, varía porque la gente no está acostumbrada a traerlo.

No me parece inconveniente que algunas autoridades estatales, incluida la Ciudad de México, recomienden en uso de cubrebocas. Como hemos dicho: es un auxiliar. Pero si por estar atentos al cubrebocas empezamos a reducir la atención de las otras medidas de mitigación masivas, reduciríamos las medidas más efectivas (contra la COVID-19)”, afirmó el subsecretario.

Ya lo había dicho a principios de abril y lo ha repetido en varias ocasiones. Pero esta vez López-Gatell habló del cubrebocas, cuyo uso ya es obligatorio en la CDMX desde este lunes, con base en un estudio del Instituto de Salud Pública de México (INSP).

La investigación tenía como objetivo “evaluar la efectividad del uso de cubrebocas quirúrgico en ámbitos comunitarios para reducir la probabilidad de contagio por SARS-CoV-2”, el virus que causa la enfermedad COVID-19.

La evidencia científica no es concluyente para recomendar o desalentar el uso de cubrebocas a nivel poblacional”, puntualiza el estudio en torno a las mascarillas y la COVID-19.