Antelo Esper… va de nuez.

Perro que come huevos………….

Mientras que la JAPAMA se prepara la “licitación” de la compra de medidores de agua, alrededor de 10 mil, según declara el gerente comercial Alberto Corvera, alguien ya se frota las manos por el negocio redondo que representa ser proveedor del municipio de Ahome.
Se trata de Bernardino Antelo Esper quien desde ayer que se revelo la compra de estos medidores mando revisar el almacén de su empresa para ver la existencia de estos medidores que en pocos días le comprara la JAPAMA, si , así como en el 2014 que sin empacho alguno siendo funcionario de la Dirección de Desarrollo Social, se convirtió en proveedor de la paramunicipal a complacencia del entonces alcalde Arturo Duarte García.
Berna Antelo, se hecho a la bolsa millones de pesos que el ayuntamiento de Ahome sin rechistar pagó al ahora funcionario estatal.
A través de la empresa Newbern de la cual Berna Antelo compartía en ese entonces, la sociedad mercantil con Ernesto Félix Hays, hermano del entonces diputado federal por el Partido Nueva Alianza, Rubén Félix Hays y que además de socio aparecía en la escritura de la empresa como administrador único, en tanto Rosa Isela Cervera Reyes como comisario.
En cuatro meses del año 2014, la empresa Newbern Industries obtuvo de la Japama 902 mil 746 pesos por la venta de medidores.

¿También estará haciendo de las suyas en el gobierno de Sinaloa?
“Perro que come huevos aunque le quemen el hocico”.
Y por qué no lo había de hacer ahora, simple y sencillamente porque quien se encarga de realizar estas compras es precisamente Alberto Corvera Norzagaray gerente comercial de la junta y amigo personal y una pieza impórtate del equipo de Bernardino Antelo, tan amigo así, que es quien alimenta las aspiraciones del ex diputado federal para la presidencia municipal de Ahome, y como lo hace?, pues a través del gobierno del Billy Chapman con la famosas brigadas de servicios integrales en las comunidades rurales del municipio.

Va de nuevo, pero ahora con mayúsculas “PERRO QUE COME HUEVOS, AUNQUE LE QUEMEN EL HOCICO”