Amenazan de muerte a periodista que denunció incendios deliberados por aguacateros vinculados al narco en Michoacán

La reportera Alejandra Jiménez documentó desde el pasado mes de marzo incendios deliberados y tala ilegal en Michoacán, por aguacateros presuntamente ligados a grupos criminales, con el fin de cambiar el uso de suelo. Debido a este trabajo, la periodista ha recibido amenazas de muerte.

Habitantes de la región sufren ataques del crimen sin que la autoridad emprenda acciones: reportera
“He sido objeto de do amenazas, la primera vía telefónica en la cual se me amenaza de muerte. La segunda en la que se coloca en mi auto un cartel. La primera el día primero de abril y la segunda el 14 de mayo”, denunció.

De acuerdo con un reportaje del noticiero En Punto, de Televisa, Alejandra, quien se desempeña como reportera y locutora de “La Z noticias 98.5″ en el Michoacán, está amenazada de muerte por documentar incendios ilegales y tala clandestina de árboles en los municipios de Zacapu y Coeneo, en la región ciénega al oeste del estado.

“Incendios forestales y la tala de más de 170 mil hectáreas de bosque que ahora tienen el uso para el cultivo de aguacate. Esa población mexicana sufre los embates de la delincuencia, sin que hasta el momento se tenga una respuesta concreta y certera por parte de ningún de los niveles de gobierno”.
ALEJANDRA JIMÉNEZ, PERIODISTA AMENAZADA
Pide protección para ella y todos sus compañeros de la región
Alejandra denunció las amenazas en la Fiscalía General de Michoacán (FGE) y le envió una carta al Fiscal del estado en la que solicita protección.

Asimismo, le describió que sus notas «dan cuenta de la cantidad de recurso forestal que se ha perdido anualmente ante la voracidad de los productores de aguacate que invaden los predios forestales y ejidales sin control”.

La reportera asegura que no sólo ella corre peligro en la región, por eso sus colegas la grabaron, el pasado 22 de mayo, explicando el embate que sufre el gremio periodístico en la región ciénega michoacana.

“[Quiero] denunciar que las condiciones en la que se practica el trabajo periodístico en aquella región no son las óptimas, no tenemos seguridad, no existen las garantías de poder realizar un ejercicio profesional”.
ALEJANDRA JIMÉNEZ, PERIODISTA AMENAZADA