Álvaro Aragón dice que el proyecto de Morena Sinaloa está contaminado por Quirino Ordaz y Jesús Aguilar Padilla

Buenos días, a todos los estrategas de los partidos políticos, a los asesores de los aspirantes o precandidatos de todos los partidos políticos, se les ha pasado algo muy importante valorar el sentimiento de la sociedad sinaloense pulsar las inclinaciones o tendencias lo que piensa la sociedad sinaloense entorno a los partidos políticos y entorno a los políticos en sí, en torno a los aspirantes.

¿Se podrá de nuevo jugar con la voluntad popular? ¿Las próximas elecciones será posible comprar el voto de los electores? ¿Hasta qué punto estará influyendo los discursos de los dirigentes de los partidos políticos en la sociedad sinaloense? ¿Hasta qué punto va influir la catástrofe de la pandemia en las elecciones?  ¿Cuántos desempleados nuevos ha reportado la pandemia? La quiebra de negocios no ha impulsado realmente a la sociedad, no se sabe ese sentimiento y no se sabe hacia sé dónde va a canalizar el voto el elector, los ciudadanos o si se abstendrá.

En ese ambiente se insulta la inteligencia de los ciudadanos, por un lado está la alianza Pri-Pan-Prd una mezcolanza ideológica  o más bien una mezcolanza de intereses políticos, que busca vender la idea a la sociedad mexicana y a la sociedad sinaloense de que se quieren elegir en contra peso del poder ejecutivo federal  Andrés Manuel López Obrador. Y ahí tienen las ahorita las disputas por las posiciones a las alcaldías, a las diputaciones locales y a las diputaciones federales.

Cuando el reflejo de la lectura que mandan a la sociedad son las ambiciones por perpetuarse en los municipios para hacer negocios con el erario público y esta la cuarta transformación en Sinaloa no se sabe a ciencia cierta si es para bien o para mal aterrizarla en el estado, pero lo peor el proyecto de MORENA viene ya contaminado con la injerencia de Quirino Ordaz Coppel y Jesús Aguilar Padilla, uno ex gobernador y otro gobernador que ya penetraron a las entrañas de MORENA y que están operando a ciencia y paciencia de la militancia y de quienes se dicen líderes de grupos territoriales a todo lo largo y ancho de Sinaloa, un proyecto que ya están contaminado y obviamente que puede colapsar. También está un proyecto estatal de vanguardia política, el proyecto del partido sinaloense que empuja fuerte y obviamente es el proyecto más atacado por los grupos caciquiles por aquellos que se han perpetuados en el  poder que son dueños de la hacienda estatal, de los recursos del presupuesto estatal y federal aquí en Sinaloa, que no les conviene que venga una fuerza o una insurgencia ciudadana, un movimiento social a arrebatarles el poder, ese movimiento social lo representa el partido sinaloense.

Y viene por ahí empujando el movimiento ciudadano de Sergio Torres, desconcierta y genera espesor en el Pri y en MORENA, porque es un personaje salido de la estructura básica, de la estructura original del Pri, que trae datos duros sobre la corrupción de unos y de otros y los está soltando poco a poco. Y hay otro partido, el partido verde ecologista de México que no se sabe si se va a ir en alianza o se va ir solo en busca de las candidaturas alcaldías y diputaciones locales. Es un ambiente disperso, polarizado, es un ambiente ríspido, es un ambiente donde la sociedad sinaloense ya se siente engañada y frustrada antemano, no hay pues un proyecto en MORENA que defina claramente que ruta se va a tomar en Sinaloa, tampoco hay un proyecto en el Pri-Pan-Prd metido en los pleitos ya abiertamente con Andrés Manuel López, el único proyecto bien definido y bien estructurado es el del Pas, movimiento ciudadano viene como punta de lanza en contra de varios personajes involucrados en casos de corrupción.

Y ahí tenemos que no se ha pulsado en realidad que es lo que quiere y que es lo que piensa y que ruta va a tomar la sociedad el día de las votaciones.