A 7 años del «Canibal» de los Mochis, el hombre que se abrio el estomago en Hotel.

Los Mochis, Sinaloa. -Aquella mañana del 7 de septiembre de 2012 aún es inolvidable para los habitantes de la zona norte y especialmente para las personas que vieron cuando Omar Parra González, de 29 años de edad, de Baja California, llegó al lobby del hotel Santa Anita, en Hidalgo y Gabriel Leyva, en la colonia Centro, luego se tiró al piso y sin motivo alguno empezó a tasajearse el estómago con una botella quebrada que traía y en segundos sus vísceras estaban al aire libre. Lo más dramático ocurrió cuando tomó parte de ellas y las masticaba. Por eso lo llamaron «El Caníbal de Los Mochis».

De manera inexplicable, un hombre en situación de calle entró al lobby de un prestigiado hotel de la ciudad de Los Mochis, Sinaloa y sorprendió de manera insólita a los empleados del establecimiento con un acto de canibalismo.

Debido a las heridas ocasionadas, testigos en el lugar aseguraron que el sujeto comenzó a comerse sus propias entrañas; por lo que los trabajadores del hotel llamaron a los socorristas, y al momento de ingresar para darle primeros auxilios fueron atacados por Parra González, que gritaba: ¡Me quiero morir!

Los paramédicos tuvieron que someter al hombre para poder trasladarlo a un conocido hospital de la ciudad sinaloense, donde luego de recibir atención médica a causa de una herida en el área abdominal de 10 centímetros se encuentra en delicado estado de salud.

Por los datos proporcionados por medios locales, aseguran que los hechos se suscitaron la mañana del pasado viernes 7 de septiembre del 2012.

Médicos de la ciudad no descartan que el joven apodado como ‘El caníbal de Mochis’ padezca de sus facultades mentales, o que incluso al realizar tan catastrófica acción haya estado bajo los influjos de alguna droga. Algunos casos similares se han dado en otras regiones del mundo, tal es el caso de Pamela McCarthy; una mujer que intentó comerse a su hijo en la ciudad de Nueva York.

Autoridades estadounidenses dieron a conocer que la mujer salió desnuda bajo influjos de una droga llamada “sales de baño”.